001-Casa comestible/Edible House

Hay que ser un poco bruto para comerse una casa, al menos esa es la impresión que he tenido desde que en la infancia escuché hablar de Hansel. Sin embargo, esa utópica visión de morir en una dulce indigestión me acompañó hasta la adolescencia, en la que el endocrino se puso serio al comprobar que las básculas disponibles en el mercado no eran capaces de cifrar mi personalidad. Siempre he pensado que el de la báscula es un trabajo duro, cuantificando el estado de ánimo de las personas, como los psicólogos o los inspectores de hacienda. El caso es que desde el ultimátum de mi endocrino decidí reconducir mis obsesiones. Mi casa es por completo comestible. Las paredes son  plantas gigantes de alubias que se trenzan para conformar el techo. Las mesas son pequeños huertos en los que cultivo hortalizas. Duermo sobre una cama de soja buena para el colesterol. Horneo todos los días mi silla de pan integral, me puedo comer mis vasos, mis cubiertos y mis platos que están hechos de una especie de gelatina de alga. En fin, todo muy verde. Todo muy “soft”. Todo muy insípido.

Puede estar relacionado, puede no estarlo:

Fab Tree Hab

Vasos Comestibles-The Way we see the World

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s